Rashōmon

Producida en 1950 por Akira Kurosawa, es considerada como una de las obras maestras del director japonés.


Rashōmon

Protagonizada por Toshirō Mifune, y basada en un cuento escrito por Ryūnosuke Akutagawa en 1915. La película se desarrolla en el siglo XII, narrando el crimen de un samurái con cuatro testimonios distintos: el del asesino del samurai, el de la esposa del samurai, y el relato del samurái mismo (el cual habla a través de una médium) y de un leñador que fue testigo del hecho. Rashōmon fue uno de los tres film en los cuales Kurosawa colaboró con el maestro cineasta Kazuo Miyagawa.


La historia transcurre durante una tormenta en las semidestruidas puertas de Rashô donde un monje, un peregrino y un leñador (el testigo del crimen) discuten casi filosóficamente las acciones tratando de entender la naturaleza humana. Tras escuchar los cuatro relatos logran un final lleno de humanidad.


Tuvo muchos problemas para salir a la luz. El director mostró el guion a varios estudios, los cuales se negaron a financiar un proyecto tan "raro". Y es que, al igual que la mayoría de las personas, no entendían de qué se trataba y les parecía un proyecto extravagante que no podría tener éxito en pantalla.


Fue unos años después cuando finalmente se decidieron a producir el film. Sin duda no es una película de muchos recursos económicos, siendo más bien un claro ejemplo de economía cinematográfica, como todo el cine de Kurosawa.



Contexto histórico

Tal vez para comprender mejor el peso de esta película en el cine (no solo japonés, sino también occidental) habría que contextualizarla en su período histórico y su entorno.


Japón era un país que venía de perder la Segunda Guerra Mundial y cuya sociedad estaba inmersa en una especie de pesimismo, por otra parte, lógico. Pero hubo un cambio sustancial en el cúmulo de ideas que los directores experimentaron, y es que por primera vez la censura ya no era tan rígida como antes de la guerra. Si los creativos nipones sufrieron una fuerte presión por parte de las autoridades locales para "conducir" la dirección de sus películas en época de guerra, con la nueva censura americana las cosas cambiaron. Estos cambios incluyeron al propio Kurosawa, al que antes se le presentaban innumerables problemas porque según la censura nacional japonesa sus películas eran "demasiado occidentales", teniendo este que: reconstruir, cambiar el enfoque, o directamente desestimar proyectos para centrarse en películas comerciales y que exaltaran los valores patrios (valga de ejemplo la película La nueva leyenda del gran judo, Zoku Sugata Sanshiro). En cambio, con los americanos era todo lo contrario. Sin duda seguían siendo censura, pero, dentro de lo que cabe, los creadores tenían bastante más libertad para expresar sus ideas.



El “efecto Rashomon”

El Efecto Rashomon es el efecto producido por la subjetividad y la percepción personal a la hora de contar la misma historia o situación, por el que los individuos que cuentan éstas lo hacen de forma diferente, pero de manera que cualquiera de las versiones es razonablemente posible, sin tener que ser por ello ninguna de estas versiones falsa; simplemente están influidas por la propia variabilidad y percepción individual.


Yuxtaponiendo los diferentes relatos de los implicados mediante el flashback, cada uno de esos relatos se presenta como una «historia dentro de la historia», lo que acentúa su aparente realismo, sin presentar al final ninguna de ellas como verdadera. Por el contrario, Rashōmon nos muestra que todas ellas, desde un particular ángulo, son verdaderas, pero esa verdad es contingente y se explica en función del contexto, antecedentes y condicionantes de cada sujeto. El enfoque de Kurosawa tuvo una influencia cinemática y cultural remarcable, ya que esta película hizo llegar al cine y a la televisión una narración sorprendente y muy diferente de la que se había visto anteriormente. Muchas películas y programas de televisión se han basado en el efecto Rashomon incorporando flashbacks contradictorios de diferentes narradores.​


Trendsetter

Algunos ejemplos de películas que han utilizado el efecto Rashomon son: “Cautivos del mal” (Vincent Minnelli, 1952), “Los sospechosos de siempre” (Bryan Singer, 1995), “El club de la pelea” (David Fincher, 1999), “Gosford Park” (Robert Altman, 2001), y “Snatch, cerdos y diamantes” (Guy Ritchie, 2006). ​


Ficha técnica

Duración: 88 min.

Dirección: Akira Kurosawa

Producción: Minoru Jingo

Guion: Akira Kurosawa, Shinobu Hashimoto

Basada en los cuentos "En el Bosque" y "Rashomon", de Ryunosuke Akutagawa

Banda de sonido: Fumio Hayasaka

Fotografía: Kazuo Miyagawa

Protagonistas: Toshirō Mifune, Machiko Kyō, Masayuki Mori, Takashi Shimura, Minoru Chiaki, Kichijiro Ueda, Fumiko Homna


https://www.youtube.com/watch?v=SNoVX8AGiow

(link del film completo en español)





© 2020 KOINON

Suscribite gratis y recibí información