“Toda opinión es el resultado de una opción entre muchas otras; mientras que la imparcialidad no sólo es una quimera, sino una forma bastarda y repudiable del egoísmo”.

Camile Desmoulins

Koinón es una palabra griega que significa “en común”, y que alude a un viejo principio aristotélico, enunciado en el Libro I de La Política, en donde el filósofo macedonio presentaba a la “condición esencial del hombre”, como la de un animal político (zoom politikón). Esto es, un ser al que le resulta imposible vivir fuera de la “Polis”; todo lo contrario del especulador egoísta, que considerándose autosuficiente, no es en realidad otra cosa, que un peligro potencial para la comunidad (koinomé). Alguien tan brutal y tan soberbio, como para considerarse: “o una Bestia o un Dios”.”


Pensamiento Político, Nacional y Popular, intenta presentar un modo diferente de entender los problemas del mundo, de Latinoamérica y de la Argentina; que se aparte del “individualismo” que predomina hoy entre los pensadores e intelectuales relativistas y liberales – Aristóteles diría “sofistas” – hegemónicos en el pensamiento contemporáneo. Se busca, por oposición a ellos, construir un modelo alternativo de entender lo social, que coja la defensa del sujeto, como actor protagónico de la realidad, insertándolo en los múltiples y contradictorios procesos, que modelan su psiquis y motivan su accionar cotidiano.


Una visión, en síntesis, que supere el yo para proyectarlo en un espacio dónde sus sueños y sus esperanzas, confluyan con los otros y hagan posible su realización. Los contenidos que podrán aquí encontrarse, son pues parte constitutiva de un proyecto comunicacional muy diferente del periodismo que se nutre medrosamente, de operaciones políticas; banales presentaciones de acontecimientos inconexos y de la maledicencia facilista, hija de la superficialidad y el desprecio altanero por el otro. Koinón buscará construir su identidad, desde el “nosotros”. Como dijera genialmente Leonardo Favio, poniendo de manifiesto el hecho de que: “No es posible ser feliz, en soledad”.

Los que aquí intentamos expresarnos, nos sentimos parte de una cultura política nacional, popular y democrática. No tememos identificarnos con una historia y una tradición específicas. Nuestra identidad está, por el contrario, claramente expuesta en cada línea, en cada imagen, y en cada sonido; porque creemos que se influye en la vida colectiva desde un lugar concreto, y no desde la etérea imparcialidad de quien carece de convicciones. Porque como solía decir Camile Desmoulins, el creador del periodismo político “militante”, allá por 1793: “Toda opinión es el resultado de una opción entre muchas otras; mientras que la imparcialidad no sólo es una quimera, sino una forma bastarda y repudiable del egoísmo”.

 

Silvano Pascuzzo
Director