Somos todos adictos

Por Martín Nakab. Esta reflexión está basada en mi propia experiencia. Uno de los aspectos psicológicos importantes para superar adicciones y para superar otros problemas de nuestras vidas, es lograr expresar en palabras nuestros sentimientos. Puede parecer fácil, pero involucra una introspección importante, el auto sinceramiento y la valentía, entre otras dificultades.

Poner en palabras algunos sentimientos, es mucho más complejo de lo que generalmente se supone. Implica separar pensamientos, cultura, miedos, costumbres e historia. Las consecuencias para poder expresar un sentimiento, deben ser totalmente ignoradas, para que nuestra máquina de sentir y expresar sea auténtica -y a partir de ello- podamos utilizarlo y conocernos. Lo que en gran parte, nos va a dar la posibilidad de ser uno mismo y elegir libres. O sea que poder expresar los sentimientos nos permite ser libres y dignos. Sentirnos libres y dignos, nos acerca a ser más felices. Por lo tanto menos litigiosos y más seguros de nosotros mismos.


Es bastante común la frase” no se habla de política, futbol y religión”, en reuniones de amigos para no discutir o pelearse. Lo curioso es que estos tres conceptos involucran una carga fundamentalmente de sentimientos. Política, futbol y religión son sentimientos. También contienen tecnicismos como la economía, estrategias, historia; Que son parte de otro tema.


El sentido común juega en contra de los sentimientos y tiene distintos puntos de vista. Es por eso que estos temas causan conflictos. Por las diferentes interpretaciones del sentido común. El sentimiento es individual y no discutible.


La esencia es que el partido popular que me seduce es un sentimiento y como aplica su economía es un tecnicismo que no tengo por qué explicar. Pero es lo que creo que me hace feliz que me gobierne. El equipo de fútbol que me gusta puede perder siempre, pero lo elijo porque me identifica y mi religión porque tengo fe en ella o es mi tradición, que es un sentimiento amasado por el tiempo.Lograr expresar nuestros sentimientos en palabras nos hace libres. Es una forma de encontrarnos con nosotros y el cimiento de nuestra individualidad.

20 visualizaciones