Montañismo y soberanía

Por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua

17 de enero de 2017. El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, hace una vergonzosa defensa de su amigo Joe Lewis, empresario de origen británico, nacionalizado estadounidense, sionista pero residente en un paraíso fiscal, o sea, que no le tributa a ninguna de los Estados de los cuales posee nacionalidad.


En esa triste defensa de Macri para con Lewis, dice que no entiende la “sistemática búsqueda de agredirlo” y que el Lago Escondido “tiene un mejor acceso del que tenía antes”.


Recordemos…. 1996, la Argentina arrasada por el Macri que, en ese entonces, se llamaba Menem. Lewis crea una empresa ficticia de capitales argentinos y, con ese artilugio, se compran las tierras que rodean el Lago Escondido. Esta maniobra era necesaria puesto que ningún extranjero, sea persona física o jurídica, puede tener tierras en una Zona de Seguridad de Frontera, y el Lago Escondido se encuentra a escasos 6 km de la frontera con Chile. Luego de adquirir las tierras por este medio, Lewis pasa a ser el principal accionista de tal empresa y queda como único director de la misma, por ende, se queda con el Lago Escondido.


Pero esto no es todo. Tiempo después se genera el segundo ilícito: tira el puente que había sobre el río Foyel y cierra el camino PÚBLICO, llamado de Tacuifi, quedando el Lago virtualmente privatizado. A esta altura, debemos aclarar que todos los lagos, ríos y mares son públicos y que deben tener un acceso público para que se pueda hacer uso de ellos, como así también una franja de tierra, denominada camino de sirga, para que se pueda transitar, descansar, o lo que decida hacer, toda persona que quiera disfrutar de ese bien común.


Sin saberlo, el ahora ex presidente Mauricio Macri, nos acabada de hacer una invitación a que visitáramos el Lago Escondido. De esta manera, bajo la coordinación de FIPCA (Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua) y su presidente Julio Urien, se comenzó a organizar la I Marcha por la Soberanía al Lago Escondido para marzo del 2017.


El camino al que hace referencia Macri, no es más que el camino de Montaña, o camino del Cajón del Azul. Expliquemos: El Bolsón tiene un amplio sistema de refugios en el Área Natural Protegida (ANP) Río Azul-Lago Escondido. Dicho sistema tiene diferentes picadas (senderos para acceder a la montaña), que nacen en distintos lugares. Uno de los más conocidos comienza en Wharton, Mallin Ahogado. Por este camino, uno accede a varios refugios y sitios de una belleza poco común, y de relativamente fácil acceso. Pero todo esto cambia cuando uno llega al último refugio (Los Laguitos) y quiere continuar por el sendero que el propio Lewis, y su representante Macri, reconocen como acceso al Lago Escondido.


Cuando Macri hace referencia a que existe un mejor acceso que antes, no hace referencia al camino PÚBLICO de Tacuifi, el cual tiene dos fallos del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro ( STJ ), y refrendado por la Corte Suprema, donde se exige que se abra Tacuifi para garantizar el derecho de TODOS los argentinos de acceder al Lago Escondido. Macri hace referencia al camino del Cajón de Azul.


Para llegar al Lago Escondido por el camino del Cajón de Azul, es necesario caminar dos días enteros hasta el refugio los Laguitos y, al tercer día, levantarse muy temprano. Porque, como si fuera un chiste, cuando llegas al Lago Escondido, hay un cartel que dice que la hora máxima de regreso son las 15 hs; después de esta hora, hay que emprender el regreso a Los Laguitos, ya que este lugar es el último lugar de acampe permitido. ¿Cuál es el problema?. Que para llegar de Los Laguitos hasta el Lago Escondido, hay que caminar aproximadamente 6 horas, por ende, habría que salir de Los Laguitos a las 8 am, para llegar al Lago Escondido a eso de las 14 hs, quedarse una sola hora en el lugar (esto no permite ejercer el derecho de navegar el lago) y después regresar otras 6 horas hasta nuestro lugar de acampe.


Después de esta breve introducción, les juro que es muy breve, podemos avanzar más específicamente sobre lo que fue el primer ingreso del campo nacional y popular a un territorio que, dicho textualmente por Bianco, el abogado de Lewis, “es parte de la corona británica”.


El 4 de marzo del 2017, nos juntamos en El Bolsón todos los integrantes de la que fue la primera marcha. De ahí nos dirigimos a Wharton y bajamos a Confluencia, donde hicimos noche para comenzar al día siguiente la travesía.


El 5 de marzo, nos despertamos bien temprano, desayuno y arriba. Una vez desarmado todo, hay que cruzar una pasarela, girar a la izquierda y volver a cruzar otra pasarela, para luego empezar a subir. El desnivel es poco, pero hay que tener en cuenta que no es una columna de montañistas, sino una columna de argentinas y argentinos que van a visibilizar algo que no solo está mal, sino que es ilegal. Los lagos son de todos y todas, pero más todavía si están en una zona de frontera.


De esta manera, 26 militantes comenzaron a caminar lo que sería el día 1 de la primera Marcha por la Soberanía (en ese momento no sabíamos que se iba a llegar a su 5ta edición, y mucho menos que iba a tomar la notoriedad que llegó a tomar). Este dia es, quizás, el más largo en cuanto a recorrido, pero la dificultad es poca, salvo la primera hora y media, donde se sube mas o menos de manera continua. Se hace una breve parada para comer algo después del mediodía, en donde se encuentra el Cajón del Azul, hermoso accidente geológico que amerita una parada, y después se continúa hasta Las Horquetas, quizás el más agreste de los refugios de la zona. La mayoría de los compañeros llegaron realmente cansados, y muy necesitados de comer e irse a dormir. Al llegar al refugio, vemos que un caballo que debía llevar una tabla para hacer kitesurf, junto con su vela y alguna que otra cosa, no estaban en el lugar, por lo cual 4 compañeros nos desprendimos y seguimos adelante, para ver si el caballo había seguido hasta el siguiente sitio donde se puede acampar, el Mallín de los Chanchos, donde se estaba construyendo un pequeño refugio y se permite el acampe que, en ese momento, se llamaba Jumilla. Al llegar, nos encontramos conque no había nadie en ese lugar, pero sí había dejado nuestras cosas, así que ahí acampamos los 4 en espera de que, al día siguiente, nos alcancen el resto de los compañeros.


Fue el primer dia de la primera Marcha; mucho aprenderíamos en cuanto a organización y trabajo previo con las posteriores, pero también hay que remarcar que cada marcha fue diferente a las otras, no solo por su componente humano, sino por su objetivo táctico.


El segundo día arrancó más tarde para los 4 que nos adelantamos, ya que debíamos esperar al resto del grupo, los cuales llegaron cerca de las 11 am. Se hizo una parada, se ayudó a los compañeros que tenían problemas con las mochilas, se reajustó peso y se continuó hacia Los Laguitos, donde seria nuestra segunda noche.


Antes de Los Laguitos, uno se cruza con un Alerzal milenario. El Alerce es un árbol de crecimiento muy lento, para llegar a los 2 metros necesita crecer durante un siglo. Actualmente solo se encuentran Alerces en el Parque Nacional Los Alerces y en esta zona. Gran parte de estos pocos Alerces que quedan están dentro de la propiedad privada de Lewis.


Después del Alerzal, se tarda mas o menos una hora y se llega al refugio, el cual está a la orilla del pequeño lago Lahuan. Rápidamente se arman las carpas y se pasa a descansar, varios compañeros estaban agotados.


El 7 de marzo sería el día indicado para iniciar el trayecto final hacia el Lago Escondido que, en ese entonces, sólo un compañero que había hecho una exploración previa conocía. Esta parte de la travesía comienza con un camino relativamente bien marcado desde Los Laguitos hasta la cabecera sur del Lago Soberanía, pero después de ahí, el camino desaparece y está completamente abandonado, lo cual me hace sospechar que ni Macri ni Awada deben frecuentar ese sendero para llegar al lago…..


Toda la margen este del Lago Soberanía está en deterioro, y se nota que había trabajos previos que fueron abandonados y que el tiempo degradó. Hay dos pendientes de, por lo menos, 45 grados que tenían antiguas escaleras y barandas que los sucesivos desprendimientos (y la no reparación posterior) terminaron por destruir, lo cual indica justamente lo contrario, desde que

compró Lewis, el camino está literalmente abandonado.


Son tres las pendientes, con sus respectivas tres bajadas, las que hacen la picada que bordea el Lago Soberanía, la parte más inaccesible de la travesía. Cuando se termina la última de las bajadas, uno llegó a la cabecera norte de dicho lago y le queda bordear el Lago Montes, una pequeña laguna y, después de eso, se llega al Lago Escondido. Pero aquí no terminan las sorpresas. Cuando terminamos de cruzar el Lago Montes, nos encontramos con un detalle de color. Había unos hermosos carteles de madera que decían “sendero público”, “bienvenido al Lago Escondido”, etc. Estos simpáticos carteles habían sido puestos esa misma mañana, prueba de ellos es no sólo el buen estado de la madera con la que fueron construidos, sino que la pintura estaba fresca. ¿Descuido? No lo creo. Simplemente que, como tienen todo el poder, no les importa nada.


El tema es que, después de reírnos un rato de los carteles y de escribir con la misma pintura la palabra “libertad” en uno de ellos, continuamos y, después 1 km, estábamos llegando al Lago Escondido, entrando por donde hay una cabaña llamada Puesto Muñoz. Ahí nos recibían Guardias Ambientales, Policia de Rio Negro, Patrulla de Montaña y Gendarmería. Interesante despliegue de fuerzas para un grupo de personas que circulaban por un sendero que era reconocido como la Servidumbre de paso público por el propio empleado de Lewis; perdón….por el entonces Presidente de la Nación, Mauricio Macri.


Después de parlamentar un rato y que nos digan que ahí no se podía acampar, y de nosotros explicarles que es imposible no acampar debido al trayecto que hay de regreso, vamos a acampar justo enfrente de donde se encuentra una cabaña que es complicado entrar en detalles en cuanto a dimensión, lujo, etc.


Al día siguiente era 8 de marzo, Día de la Mujer…. Una vez más, un detalle de color. Mandan a dos empleados de Hidden Lake S.A. con flores y bombones para las mujeres integrantes de la columna. No voy a entrar en detalles del discurso que les dieron a los pobres paisanos nuestras compañeras, que orgullo!!!

© 2020 KOINON

Suscribite gratis y recibí información