Informe N°5 Política Internacional

Por Gonzalo Cueto


De acuerdo con el nuevo informe de “Riqueza Global” del Banco Credit Suisse, China ha sido el país que más ha incrementado el sector social de clase alta, aumentando de tal manera que, hay más chinos que estadounidenses en el segmento del 10% de las personas más ricas del planeta. A estos sectores ricos hay que conformarlos con bienes y servicios acordes a su consumo, entre los cuales, para China, está la calidad alimentaria; en tal sentido (y como se mencionó en el informe anterior) Trump habría ganado con el acuerdo con China ya que, según la cadena Bloomberg, se confirmó el avance en las negociaciones entre ambos países, indicando que China apunta a comprar al menos US$ 20.000 millones en productos agrícolas en el primer año y, si se firma un acuerdo comercial parcial con EEUU, consideraría aumentar aún más las compras en el futuro.


En tal sentido, Trump había dicho que fue el mejor acuerdo firmado por los EEUU y destraba el conflicto que poseía con el sector del campo americano, que estaba sufriendo las pérdidas de la guerra comercial, calmando uno de sus focos de conflictos; el otro conflicto, el político, avanza con la aprobación de proceso para el Juicio Político. Este nuevo acuerdo entre China y los EEUU muestra que América del Sur no puede depender solo del agro para generar ingresos reales, sino que tienen que tratar de aportar valor agregado a sus productos. China también aprendió de este conflicto y no está dispuesta a depender solo de la soja del continente americano: en julio de este año, la Dirección General de Aduanas de China liberó la importación de soja y sus derivados desde todas las regiones de Rusia, intensificando aún más la relación del Bloque Ruso-Chino y, además, está desarrollando una política de compra de campos en distintos países para producir y exportarse directamente.


En cuanto a la Región, tenemos que Bolsonaro se pone en una política de enfrentamiento contra Argentina, rompiendo con la tradición de Itamaraty. Por su parte, Alberto Fernández comienza su viaje a México para tratar de organizar en noviembre una reunión del nuevo Grupo Puebla, donde 30 dirigentes buscarán tomar posición sobre América Latina y su papel en el próximo contexto internacional. En este escenario, Argentina va a dejar de pertenecer al Grupo de Lima y comenzará una alianza con México y Bolivia. Sin embargo, las relaciones con EEUU van a tener que encontrar un camino para generar una relación de desarrollo y cooperación mutua. En este sentido, el Secretario del Departamento del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo: “Argentina tiene un compromiso con el FMI… Nuestra expectativa es que este gobierno cumpla con ese compromiso".


Este tipo de advertencias no colaboran, recordemos que el FMI es co-responsable de esta crisis de endeudamiento, ya que le prestó al gobierno anterior en contradicción a su Artículo VI “Transferencias de capital”, sección 1. Uso de los recursos generales del Fondo para transferencias de capital :

  • a) salvo en el caso previsto en la Sección 2 de este Artículo, ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital, y el Fondo podrá pedir al país miembro que adopte medidas de control para evitar que los recursos generales del Fondo se destinen a tal fin. Nada de esto se evitó.


Por último, y dado que el gobierno argentino no ha hecho otra cosa que contraer deuda, ahora nos encontramos que, después del pago a los Fondos Buitres y hacer de ello una bandera de honestidad, los problemas no se resolvieron, debido a que ahora bonistas italianos le piden a la jueza Loretta Preska, sucesora de Thomas Griesa, que realice un embargo sobre los bienes de Aerolíneas Argentina en el exterior. Para, ello tiene que decidir si reconoce que la documentación es falsa o no para proceder. Es inevitable pensar que este gobierno todos los días puede ocasionar un daño mayor al próximo gobierno electo.


Recordemos que el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), se desarrollaría en Santiago los próximos 16 y 17/11, lugar en el que se firmaría el acuerdo EEUU-China, pero Piñera suspende el evento por los conflictos sociales generados por las clases medias emergentes que han modificado la agenda del reclamo social en Chile. La “Revolución de los que Sobran”, como se la está llamando, generaría replanteos en los distintos países; el propio George Soros advierte que esta crisis chilena puede trasladarse, inclusive, hasta EEUU. El modelo de acumulación de dinero y distribución de la riqueza necesita otro tipo de sistema, dado que la inmensa mayoría se encuentra en situación de pobreza y la clase media cada día se percibe más pobre y más distanciada de las clases altas, las cuales cada día son más ricas y de menor tamaño. Como preveía Perón, la lucha del futuro es económica, y hoy América del Sur está en una lucha por determinar su identidad y destino. No volvamos a perder el tren y avancemos juntos a un fin común. Tenemos todo lo que el mundo necesita y más. Solo falta análisis, visión y estrategia de donde queremos estar, las herramientas están, hay que ponerlas a trabajar: UNASUR y MERCOSUR.


Los ADR argentinos (sigla que corresponde a American Depositary Receipts, en resumen empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York a través de un ADR, siendo las principales Tenaris, YPF, Banco Macro, Grupo Financiero Galicia, Telecom) entran en una etapa de mucha volatilidad, lo cual, seguramente, es provocado por la diferencia del tipo de cambio y un análisis pesimista de la economía a futuro. Dicha situación, sumada al desarme de las Leliq, puede provocar mayor ruido y una devaluación mayor aún en la caída de los ADR.


Todos los agentes económicos ya están dolarizados, ahora hay cierta necesidad de pesos para hacer pagos locales, por lo cual esta situación hará llevar hacia la baja el tipo de cambio estos primeros días del mes, aunque sabemos que el BCRA está quebrado y que el tipo de cambio está retrasado; por ello se prevé que, en los próximos meses, podría aumentar el valor de cambio de la moneda estadounidense por arriba de los tres dígitos. El mayor problema es el super CEPO que paraliza a la actividad económica al igual que la inflación contenida, la cual se puede a disparar a medida que nos acerquemos a fin de año, debido a los próximos aumentos y a la incertidumbre sobre las políticas económicas. Esto lo podemos ver en el aumento de los contratos a futuros (ROFEX), los cuales nos dan la impresión de que el dólar sí puede llegar al valor mencionado.


El gobierno nacional no tiene los fondos suficientes para los gastos de cuenta corriente, entre los cuales están los sueldos, aguinaldos de los empleados públicos, y las pensiones o jubilaciones. Esto quedó evidenciado ahora con el Decreto N° 740/19, con el cual el BCRA le transfiere al Tesoro 684.000 millones de pesos; otra de las medidas que el gobierno tomó fue que los Bancos dejen de tener stock de Leliq, y que estas formen parte de sus encajes, lo que genera que se comience a emitir para reemplazar los papelitos. Esta caída representa un 20% del total de las Leliq y equivale a unos 800.000 millones de pesos, lo que puede provocar que las tasas que pagan los bancos caigan y que, como consecuencia, los depósitos a plazo fijo caigan también, impulsando un aumento del tipo de cambio informal.


A estas dificultades, tenemos que sumarle que se extremó el CEPO a casi un corralito, dada hoy la imposibilidad de obtener más de 200 u$$ en el mercado formal y 50 u$$ en el exterior. Estas situaciones son potencialmente peligrosas, pues la brecha entre el dólar oficial y el Blue puede llegar a superar el 25% los próximos meses. Además, tenemos que recordar que en enero terminan las medidas populistas del gobierno de Macri, por lo cual el gobierno entrante tendrá que tomar las medidas acordes para evitar que la inflación se dispare, arrastrada por los valores en dólares de los servicios públicos en primer lugar.


Después de cuatro años de un aventado proceso de empobrecimiento de las clases trabajadoras argentinas, generadas por las malas políticas del gobierno saliente, no hay un sólo indicador económico que sea bueno; al aumento de la pobreza, del hambre, del desempleo, la caída de la actividad económica y de la industria tenemos que agregarle un nuevo golpe al bolsillo con: el aumento del combustible del 1° de noviembre, el aumento del precio de los alimentos (la carne y las harinas en primer lugar), el octavo incremento en las Prepagas (el noveno vendría en diciembre y sería de un 12%) y el final del programa precios esenciales, entre otros tantos males. Esto nos da una inflación para octubre estimada en un 4%, y sería aún mayor en los últimos dos meses del año.


El poder de daño del gobierno actual es muy grande y no solo toma medidas que le quitan más dinero a la gente sino también al país: ahora vuelven a endeudar al próximo gobierno con la emisión de 5.000 millones de pesos de deuda externa por medio de la emisión de Letras del Tesoro. Mediante la Resolución 70/2019, la administración nacional dispuso que el plazo de vencimiento sea abril de 2020. Todos los días la deuda sigue creciendo a pasos agigantados, dejando a la Argentina de rodillas frente al mundo.


Por último, tenemos hoy un reconocimiento internacional sobre el desarrollo nuclear para la paz que siempre llevó adelante el país. Rafael Grossi será el titular del organismo internacional de Energía Atómica entre 2020 y 2024. Esto nos tiene que poner a pensar que el desarrollo nuclear del país es un recurso que tenemos que vender y exportar, al igual que la tecnología satelital de la que muchas veces he hablado, los cuales nos darían ingresos genuinos. En cuanto al mercado local, recordemos que el 80% de lo que se produce en el país, se consume en el país, y que gobernar es generar empleo, esa es la forma de empezar. Sin embargo, las Pymes y las grandes industrias hoy cuentan con el 60% de capital ocioso, y es necesario que vuelvan a producir.

© 2020 KOINON

Suscribite gratis y recibí información