Informe de Política Internacional N°19

Por Gonzalo Cueto

Trump refiere que el Covid-19 es peor que el 11-S y Pearl Harbor. El mundo sigue convulsionado, la globalización capitalista se tambalea, los sistemas de salud públicos vuelven a ser bien vistos y necesarios, y los Estados parecen recuperar protagonismo con proteccionismos y brotes nacionalistas. Parecería que se avecina una oleada de nacionalizaciones de empresas estratégicas, un ejemplo de ello es Lufthansa, que se convirtió en la primera en ser nacionalizada (con un 25% en manos del gobierno) y así seguirán otras, dado que la Comisión Europea modificó la reglamentación para que los Estados puedan realizar salvatajes a las empresas en crisis. A pesar DE que la desocupación parece golpear a todos los países como consecuencia del coronacrash, vemos que la bolsa sigue en alza, al ritmo de la inyección del dinero de la Reserva Federal y el Banco Central de Europa. Este último vuelve a ofrecer liquidez al sistema financiero, comprando acciones tóxicas de los bancos, y les pide a estos que presten más dinero a las distintas industrias y empresas. Sin embargo, estos parecieran no escuchar las recomendaciones (situación similar a lo que ocurre en Argentina, que evitan dar préstamos a tasas bajas).

El auge del desempleo, la baja en el consumo de alimentos y la incapacidad de cosechar que se observa en Europa y los Estados Unidos, debido a la falta de inmigración, anticipan lo que la FAO viene anunciando hace semanas, que es la falta a futuro de alimentos. En tal sentido, Trump ha invocado, este martes por la noche, la ley de Producción de Defensa para forzar a las plantas procesadoras de alimentos, y de carne en particular, a permanecer abiertas y así evitar la escasez de suministros. Al menos 22 plantas de envasado de carne han cerrado, según el Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentos y del Comercio (UFCW, por sus siglas en inglés), según informa el diario El País. El malestar social también va en aumento, y los denominados “anti cuarentena” comienzan a tomar fuerza en todo el mundo. Esto es debido, en gran parte, a la situación económica que afecta a todos los países en mayor o menor medida; las ayudas y estímulos estatales no logran aliviar la situación, las empresas quiebran y los sectores de servicios se desploman, con el turismo y la gastronomía a la cabeza.

Estos son los próximos desafíos que los gobiernos tendrán que enfrentar, por eso el confinamiento - cuarentena o distanciamiento social -, son una herramienta útil para el control social, mientras no se tengan conexiones de 5G y cámaras para controlar todos los movimientos de los ciudadanos, como se puede ver en China y Corea del Sur. Las amenazas de EEUU a China dejan de ser solo palabras y China usa ya su moneda digital "e-RMB” o “Renminbi digital", con el que pretende sustituir al dólar en el comercio internacional. Por el momento, China ha dejado de usar dólares en las transacciones bursátiles; recordemos que ésta entró en vigencia el pasado 25 de abril.

Según informa el diario ABC de España, China rechaza las acusaciones internacionales que están llevando adelante Reino Unido, Australia, Alemania y Suecia sobre las faltas de transparencia en los informes y el tratamiento que dieron acerca del Covid-19, tensando la relación con China y el comercio, sobre todo de insumos médicos. Sin embargo, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en un comunicado, manifiesta que no hay elementos para determinar que el Covid-19 fue creado por el hombre o modificado genéticamente, en un abierto enfrentamiento al presidente estadounidense.

Luego de un año de disputas y amenazas cruzadas, el pasado 6 mayo la agencia Reuters informó que el Departamento de Comercio de Estados Unidos está a punto de firmar una nueva norma, que permitirá a las empresas estadounidenses trabajar con la empresa china Huawei Technologies en el establecimiento de estándares para la próxima generación de redes 5G.

A pesar de todo esto, la tensión entre ambos países sigue creciendo y el Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China (un grupo de expertos afiliado al Ministerio de Seguridad del Estado chino) advirtió al Gobierno de Pekín, en un informe presentado el pasado mes de abril, a “prepararse para el peor de los escenarios”, y a una posible confrontación armada con los Estados Unidos. Paralelamente, las Fuerzas Armadas norteamericanas están desplegando misiles de crucero de largo alcance (Tomahawk) en todo Asia y el Pacífico, y así disminuir la diferencia militar que impone hoy China, según nos informa el diario La Nación.

En Argentina, todos coinciden que la caída será arriba del 6,5% del PBI, y a eso hay que sumarle que la recaudación fiscal sigue cayendo, como lo hizo en el mes de abril, cuando cayó un 23%. Así, en el primer cuatrimestre de 2020, los ingresos tributarios computaron una caída real mayor al 10%, ascendiendo a $1.800 millones (incremento nominal del 33,4%). El parate de la economía será aún mayor, debido al aumento del desempleo y al cierre de muchísimos comercios que no van a poder reabrir sus puertas luego de la cuarentena. En Europa, calculan que hay un 30 % de cierre de locales, por lo que es de esperar una cifra igual o mayor acá, debido a que venían soportando la crisis desde hace ya varios años. Esto repercutirá también en las Provincias, debido a que muchos de los ingresos que percibe la AFIP son coparticipables. Según la UIA, el 77% de las empresas tiene dificultad para pagar los sueldos y el 57% quedó debiendo impuestos. El Indec informó que, en marzo, el sector retrocedió 16,8% respecto al año anterior.

Mientras se espera cerrar la oferta con los acreedores y evitar el Default antes del 22 de mayo, llega ayuda del BID, con un paquete histórico de 1.800 millones de dólares para combatir la pandemia y el sector de Salud. Este préstamo es de mucha ayuda, ya que evita recurrir a la emisión monetaria, la que, en estos días, pareciera ser la única herramienta disponible. Este paquete no es menor para la economía local, dado que es de un valor equivalente a 2 puntos del PBI. El único tema a tener cuidado es que hoy, los dólares fuera del sistema bancario cotizan más que en las cuentas; por ese motivo, muchas personas comenzaron a retirarlos de sus cajas de ahorro y cancelaron sus plazos fijos.

Para finalizar, recordemos que hace tan solo 5 meses atrás, al asumir el nuevo gobierno, la deuda pública estaba en default, ya que el gobierno saliente la había "reperfilado" unilateralmente. El gobierno decidió, sin embargo, negociar sin investigar si es válida o no esa deuda, y tampoco responsabilizando al FMI, quien hoy actúa como principal soporte y garante para refinanciar la deuda. Sí, hay que ir pensando en el “día después” de la cuarentena, y cómo generaremos valor sobre lo nuestro. Estimo que será necesario establecer un consejo post-pandemia para analizar y planificar cómo potenciarnos en el mundo.


© 2020 KOINON

Suscribite gratis y recibí información