Informe de Política Internacional N°12

Por Gonzalo Cueto

El coronavirus avanza, y está mostrando grandes complicaciones en el mundo. El sábado 15 de febrero, en la Conferencia de Seguridad de Múnich, el director de la OMS instó a los distintos países a comenzar a tomar medidas que generen respuestas contra esta enfermedad. Si China fracasase en el control y la propagación no pudiese pararse, esto podría implicar que la economía mundial se derrumbe de una manera incalculable. Las primeras señales ya se están mostrando, con caídas de todas las bolsas y derrumbe de los commodities; aunque aún no se declaró la PANDEMIA, vamos a camino a ello, y ahí las consecuencias serán catastróficas.


Por otro lado, el criptoyuan ya está en camino (como lo advertí hace ya más de un año); el Banco Central de China viene trabajando en esta criptomoneda de carácter estatal y, por eso mismo, las aplicaciones populares ya están trabajando en la aceptación y, poco a poco, irán reemplazando a la moneda y a la banca tradicional (más hoy con el coronavirus). Esta criptomoneda puede triunfar por la gran cantidad de usuarios y el volumen de oro que China viene acumulando para respaldarla, al margen de evitar la propagación del coronavirus. Se espera que se pueda utilizar para pagar impuestos y comprar bienes y servicios. En este mismo sentido, en la pasada conferencia de Davos del mes de enero 2020, se planteó el tema de Libra (la moneda digital de Facebook) y la necesidad de un dólar digital. Recordemos también que Rusia había comenzado a crear un sistema paralelo a Internet para evitar un apagón americano, y que China y Rusia estaban trabajando en un sistema que reemplace al SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication) y brindar un salvoconducto a las sanciones estadounidenses.


El embargo de los EEUU a las petroleras rusas en Venezuela no hace más que acelerar el proceso de la creación de canales alternativos a las finanzas internacionales, para evitar las sanciones que EEUU impone a los distintos países con respecto al comercio. Además, los rusos parece que tomaron el control moral de la región medio oriental y ponen su liderazgo en Turquía para que no se avance sobre Siria. Las opciones para evitar las sanciones ya están en marcha, sobre todo desde el Bloque Ruso-chino para con toda la Región de Asia y Medio Oriente. Esto, más el coronavirus, está provocando que los indicadores a seguir hablen del S&P500, el oro y el petróleo; hoy, éstos muestran que la crisis está poniendo en jaque a las bolsas, y todos corren a lo seguro. Recordemos que la FED sigue con una política de inyección de dinero, comprando 60.000 millones de dólares en Letras del Tesoro a corto plazo, aunque el Mercado cree que, por culpa del coronavirus, la FED bajará los tipos de la tasa de interés, mientras el oro sigue en alza.


EEUU está encaminado a la reelección. Trump logró aumentar el salario promedio de los últimos 10 años y que la economía interna siga creciendo; en contraposición, para lograr esta situación, la deuda interna americana sigue incrementándose a valores inimaginables. Entre los competidores más fuertes a la Casa Blanca, están surgiendo Elizabeth Warren, la alianza de Bloomberg con Hillary Clinton y, por último, Bernie Sanders, quien se presenta como el candidato más de izquierda. Pero esto quedará casi definido en el próximo supermartes, en donde el escenario político en EEUU mostrará una primera aproximación.


Por último, el Vicesecretario adjunto para las comunicaciones internacionales y cibernéticas y políticas de información del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo que es “necesario desmitificar” que Huawei es la compañía más avanzada en el despliegue del 5G, ya que hay otras empresas capaces de brindar el mismo servicio. Sin embargo, China sigue avanzando por medio del comercio y, sobre todo, a través de empresas como Huawei, la cual le genera varios problemas. Ante esto, Trump fue de visita a India, para evitar que también se sumen a la oleada de China y el 5G de Huawei y relanzar el acuerdo comercial con India, que se había dado de baja el año anterior.


Hace varios meses atrás, advertí sobre las relaciones de cooperación del bloque Ruso-China con India y la importancia que Xi-Jinping, le daba a los indios como socios necesarios para la región. Además de formar parte de los BRICS, estar en sintonía con muchas de las políticas chinas y la compra de armamento a Rusia, todos trabajan en desarrollo de tecnología, para evitar la dependencia estadounidense. Por otra parte, India hoy es un país sumamente importante para Brasil y la Argentina, sobre todo en la compra de sus productos agrícolas y en la competencia por el desarrollo de software. Por suerte, en India se produjo el hallazgo de una de las mayores reservas de oro, poniéndolos en el segundo lugar a nivel mundial de reservas.


En cuanto a nuestro país, en el mismo sentido que lo planteado por los Liberales, la Izquierda y la Vicepresidenta de la Nación, el FMI es responsable del préstamo que le dieron al gobierno anterior para la campaña electoral, el control de cambios y la fuga de capital, rompiendo su propio estatuto. En este sentido, ellos son corresponsables del endeudamiento, por lo que es necesario que también ellos acepten una quita de capital, y no sólo los bonistas privados, para evitar así la declaración de default.


La otra alternativa es reconocer el Default y, de esta forma, hacer entrar en crisis al propio organismo internacional, dado que el 80% de sus fondos fueron prestados a la Argentina, y acordar luego con los bonistas privados. En este sentido, el FMI reconoce, 7 meses después, que el pago de la deuda es insostenible, pero no fue el mismo análisis que elaboró cuando le prestó semejante monto al gobierno anterior. Esta sería la situación menos deseable, pero nos permitiría también analizar la deuda en su conjunto y encontrar a los responsables.


Los mercados ya reaccionaron con una fuerte caída de los bonos argentinos y una suba del riesgo país; ahora, es necesario saber de cuánto será la quita y cuál es el plan de pago. Sin embargo, bajo un esquema de Pandemia, con la caída de todos los commodities, y del comercio con nuestros grandes compradores (Brasil y China), una promesa de pago real, con una quita sustanciosa y ajustado a la realidad de la Argentina y el mundo, no estaría tampoco mal vista por los bonistas.


En lo que va de febrero, la canasta básica aumentó un 2% y los precios mayoristas subieron un 1.5%; el consumo sigue en caída, y alcanzó en enero un 4,8%. El índice de precios al consumo (IPC) acumuló, en enero último, un 52,9% interanual y, respecto a diciembre, el incremento fue del 2,3%. Desde el gobierno se dieron algunas señales para reactivar, entre ellas, las que le corresponden al BCRA, que mantendrá el cepo al dólar (la compra de dólares cayó un 80% y los gastos en viajes al exterior bajó a valores del 2010), y que impuso un tope a las tasas de interés que cobran las tarjetas por el refinanciamiento del 55%, así como también bajo la tasa de las Leliq. El problema es que las reservas de dólares en el BCRA siguen bajas, mientras que la cantidad de pesos circulante sigue siendo alta, y aún no se vió un repunte de la economía. Recordemos que, para que el país pueda crecer y pagar, necesitamos un crecimiento de 6 puntos del PBI, algo que hoy es casi imposible, por eso el tiempo es necesario. Por lo tanto, la situación del país es de suma gravedad, y lo que se hace es comenzar a pensar en los que menos tienen.


La contracara de esta situación es, según el Observatorio de Deuda Social (UCA), que un 32,2% de los argentinos sufre de inseguridad alimentaria y tiene problemas de acceso a la salud; asimismo, se necesitan ingresos por arriba de los 40.000 pesos para no ser pobre, lo que representa una suba del 3.5% respecto a diciembre. Al día de hoy, las jubilaciones mínimas y las asignaciones siguen estando por debajo de esa suma. Dos buenas señales fueron que el gobierno decidió pesificar la generación eléctrica, y que el turismo interno aumentó en todas las regiones del país, en el último feriado.


El pasado domingo, el presidente realizó su primera explicación de cómo encontró al Estado y como están las finanzas del mismo en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso; también delineó las futuras retenciones al agro, las políticas para los jubilados de menos ingresos, la reactivación de las Pymes y, sobre todo, como se pondrá la Argentina a producir, cómo se avanzará en una igualdad frente a los regímenes especiales de jubilaciones, y cómo afectará la renuncia masiva de los jueces.


Otros de los temas sobre los que aún no se ha mencionado nada al respecto, es sobre la repatriación del oro de Londres, sobre el acuerdo que el gobierno tiene con la Base Espacial China en Neuquén y de como se espera poder contar con mayor ayuda de ellos para enfrentar las finanzas argentinas, y de cómo se intensificará la relación con Rusia, siendo los primeros en apoyar el reclamo argentino sobre Malvinas.

© 2020 KOINON

Suscribite gratis y recibí información